Figura de Gilgamesh

OP-200RM

Nuevo

Gilgamesh

Escultura. Palacio de Sargón II. Arte babilónico.

Khorsabad, Irak.
Antigua Civilización Sumeria.
S. 722-705 aC.  
Museo del Louvre, Paris.

Tamaño : 37 x 17 cm.

Más detalles

42,98 €

Colosal escultura de 4,45 metros de altura. Formaba parte de un conjunto ornamental del palacio de Sargon II en Khorsabad. Todo parece apuntar a que se trata del mítico héroe semidivino Gilgamesh, hijo de Ninsun, la divinidad de las vacas y la profecía con Lillah, un alto sacerdote.
La imagen muestra a Gilgamesh sujetando con su brazo izquierdo un león que parece querer zafarse, y blandiendo firmemente con su diestra una especie de porra o arma arrojadiza.
Insinuando en su colosal estatura frente a la del león, la supremacía del héroe frente a la naturaleza instintiva y animal. Jugando con el significado de los usos de la mano izquierda y la mano diestra, que debe tener presente el hombre para la tarea del buen gobierno y su propio autocontrol.
Gilgamesh aparece como Istubar en la lista de reyes sumerios. Reinó sobre el 2650 a.d.C en Uruk. La leyenda cuenta como con su fuerza e ímpetu tenía aterrorizados a sus súbditos, y los dioses mandan a Enkidu para derrotarlo. Pero Gilgamesh sale victorioso y ambos, Gilgamesh y Enkidu se hacen inseparables amigos.
La diosa Innana se enamora de Gilgamesh, pero este decide rehusar su amor y prefiere la amistad de su nuevo amigo y marchan a buscar aventuras. Por lo que Innana envía a un toro mostruoso para acabar con el y su ciudad. Los dos amigos al matar al toro de las tempestades, se granjean la enemistad de algunos dioses y Enkidu pierde la vida.
Por lo que Gilgamesh marcha en busca de la planta que otorga la inmortalidad para recuperar a su amigo, tras hablar con el sabio Utnapishtim o Ziusudra según las versiones, el superviviente del gran diluvio.
Durante el viaje, Gilgamesh aprenderá el verdadero sentido de la vida, a través de una serie de sucesos que debe enfrentar, para lograr entender que la inmortalidad no otorga la sabiduría ni la juventud eterna. Y que aún, los propios dioses están sujetos a la fuerza del destino. 

Write a review

Figura de Gilgamesh

Figura de Gilgamesh

Escultura. Palacio de Sargón II. Arte babilónico.

Khorsabad, Irak.
Antigua Civilización Sumeria.
S. 722-705 aC.  
Museo del Louvre, Paris.

Tamaño : 37 x 17 cm.

Write a review