Relieve Ménade con Triángulo

N-133PM

Nuevo

Ménade con Triángulo

Misterios dionisíacos.

Arte neoclásico.
Reproducción de grabados del S. XVIII.

Tamaño pieza : 46 x28 cm

Más detalles

84,00 €

Reproducción arqueológica de relieve neoclásico. La palabra ménade, deriva del griego μανιώδης maniòdis, poseídas de furia (μανία- manía) locas, frenéticas o delirantes. Este tipo de danzantes rituales, que son poseídos por entidades invisibles, o por el frenesí y ofrecen oráculos adivinatorios, puede ser rastreados en innumerables culturas por todo el planeta.
En el mundo grecorromano coexistieron los ritos de carácter dionisíaco, más agrestes y frenéticos de carácter nocturno en los entornos rurales con los apolíneos, de corte más racional  y diurno, propios de las polis. Ambos tipos de cultos representaban los misterios de la dualidad del día y la noche, lo salvaje y lo urbano, la fe y la razón y en definitiva los caracteres opuestos que se manifiestan en la naturaleza y el hombre. Pertenecerían a formas rituales arcaicas, mantenidas en la memoria de los pueblos durante milenios y no sujetas a los convencionalismos de los entornos urbanos. 
"También es adivina esta divinidad, pues lo báquico y lo delirante contiene mucho de arte adivinatorio" (Las Bacantes de Eurípides).
"Pues tu juventud no se consume. Tú eres eternamente niño, tú eres contemplado como el más hermoso en el elevado cielo" (Metamorfosis de Ovidio).

 “La cultura griega original, estaba familiarizada con la noción de que un cierto tipo de locura (manía) era una bendición de los dioses, siendo poetas y músicos particularmente proclives a recibir este don. Platón explica que los poetas y los músicos no componen sus obras solamente siguiendo las reglas de la techné, sino que es la intervención divina la que los hace capaces de crear sus obras.

Distingue el filósofo diferentes clases de locura, siendo una de ellas la “locura poética” inspirada por las Musas. El poder divino infunde a los poetas enthousiasmos, e incluso los convierte en posesos. (...)
(Por el contrario) Siguiendo las reglas de la techné, el artista no podrá alcanzar el templo de las Musas.
En un famoso pasaje de Fedro, Sócrates dice : “ Pero aquel que, no habiendo recibido el toque de locura de las Musas en su alma, llegue a la puerta y piense que podrá entrar en el templo con la ayuda del arte -yo le digo- que ni él ni su poesía serán admitidos ; el hombre cuerdo desaparece y en ninguna parte llegará a ser un rival para el loco” Podemos sacar como conclusión que el pintor y escultor sin el “toque de locura de las Musas en su alma” no podrá entrar en el templo.”
BARASCH,M : Teorías del arte. De Platón a Winckelmann. Alianza. Madrid 1991 (1985), págs 40-41.

Write a review

<br />
<b>Notice</b>:  Trying to get property of non-object in <b>/home/ateneacoleccion/www/cache/smarty/compile/06/5f/57/065f578ea06f31f98845f925228a7c03b88762cd.file.productcomments.tpl.php</b> on line <b>190</b><br />


Notice: Trying to get property of non-object in /home/ateneacoleccion/www/cache/smarty/compile/06/5f/57/065f578ea06f31f98845f925228a7c03b88762cd.file.productcomments.tpl.php on line 194


Notice: Trying to get property of non-object in /home/ateneacoleccion/www/cache/smarty/compile/06/5f/57/065f578ea06f31f98845f925228a7c03b88762cd.file.productcomments.tpl.php on line 197

Write a review