Victoria de Samotracia

G-112RM

Nuevo

Victoria de Samotracia

Escultura clásica de la escuela Rodia (Rodas) del período Helenístico.

Siglo II-III a.C. Hacia 190 a.C.
Museo del Louvre, Paris.

Tamaño pieza : 38 cm.

Más detalles

103,31 €

Reproducción arqueológica de escultura clásica griega. La famosa Victoria de Samotracia es una de las más bellas esculturas helénicas. Esculpida en mármol, mide 3,28 mts. de alto, representa el mascarón de proa de una nave. El viento húmedo del mar moldea el fino lino sobre sus formas turgentes. Contrasta el tejido transparente y los pliegues fluidos y arremolinados con el trato de las partes redondeadas del cuerpo.
Por lo que estamos ante uno de los pocos originales del periodo clásico que han sobrevivido hasta nuestros días. Casi todas las esculturas conocidas por nosotros son en realidad copias romanas de modelos griegos. Tiene una altura de 245 cm y se elaboró en mármol hacia el 190 a.C. Procede del santuario de los Cabiros en Samotracia. Algunos expertos la atribuyen con cierta probabilidad a Pithókritos de Rodas. Fue descubierta en 1863 en la isla de Samotracia (Samothraki, en griego) por el cónsul francés Charles Champoiseau, un arqueólogo aficionado.
Aunque cuando se descubrió se pensó que fue mandada esculpir por Demetrio Poliorcetes para conmemorar su triunfo naval en Salamina sobre la flota de Ptolomeo Sóter en el año 306 a.C., porque figuraba en las monedas emitidas del 294 al 288 a.C., la datación de la escultura hacia comienzos del siglo II antes de Cristo hace más lógico pensar que en realidad se labró para celebrar las victorias sobre Antíoco III Megas. Esta estatua fue reconstruida pacientemente, no pudiéndose recuperar la cabeza ni los brazos, necesarios para conocer su actitud original. 
Ésta réplica arqueológica de escultura clásica griega, es una figura decorativa de arte griego idónea para hacer regalos exclusivos como figura de arte.
Hasta las nuevas excavaciones de 1950. Fecha en la cual se rescató su mano derecha hallada en su emplazamiento original, y partes del brazo. Lo que permitió reconstruir su postura original. Colocada en la proa del navío, con la mano derecha alzada y la palma ampliamente abierta, desafiaba al viento y las tormentas, mientras que con la mano izquierda sujeta fuertemente el timón, augurando el triunfo de la empresa y un feliz regreso al hogar.
En la mitología griega, Niké representaba el triunfo y la victoria del orden fente al caos. Y solía representarse sobre la palma de la mano derecha de Atenea o Zeus, como si se tratara de un cetro. Se la consideraba hija de Zeus, no obstante tras la batalla de Salamina (480 a.C.) a menudo se la asociaba y se la creía idéntica a Atenea, siendo Niké un apodo suyo que significa «la victoriosa». Otra versión la hacía hija del titán Palas y de Estigia, siendo hermana entonces de Bía (la Violencia o el conflicto), Zelo (el Fervor) y Cratos (la Fuerza). 
La victoria era hija del valor y de la fuerza. Tiene un intenso simbolismo al lado de Atenea; representando la guerra sagrada, el triunfo sobre la oscuridad de Bias, la ignorancia de Zelo y el miedo de Cratos.

Write a review

Victoria de Samotracia

Victoria de Samotracia

Escultura clásica de la escuela Rodia (Rodas) del período Helenístico.

Siglo II-III a.C. Hacia 190 a.C.
Museo del Louvre, Paris.

Tamaño pieza : 38 cm.

Write a review