Símbolo de Ankh compuesto

E-55RM

Nuevo

Ankh compuesto

Ankh, llave dela vida eterna.

XXV Dinastía, 700 aC. Gebel Barkal, Templo de Amón.
British Museum (Museo Británico), Londres.

Tamaño pieza : 20 cm.

Más detalles

20,66 €

Reproducción arqueológica de arte egipcio. Para el antiguo Egipto, todo estaba vivo, todo estaba animado por un Ka, el doble  luminoso e invisible que vitalizaba las cosas y objetos. Siendo esta entidad o Ka, la matriz o patrón incorpóreo que otorgaba la forma corpórea a las cosas manifestadas. Para los antiguos egipcios el hombre como reflejo del mundo celeste estaba constituido de la siguiente forma:

Chat, cuerpo material
Ankh, fuerza vital
Ka, doble etéreo o cuerpo astral
Hati, alma terrenal
Bai, alma racional
Cheibi, alma celestial
Ku, espíritu divino.

Las formas visibles, eran entendidas como manifestación de un mundo celeste e invisible. Por ello, todas las formas que los artesanos plasmaban, estaban bañadas por una concepción  mágica de la existencia.

Figuras de arte que tienen vida

En el antiguo egipto nada sucedía al azar, y el concepto de mero ornamento no era concebido, pues todo era regulado por las leyes de Maat. Todo estaba animado por una potencia celeste, un genio protector. Todo cuanto habita en este mundo, era tenido como el reflejo de una estrella del firmamento. Por lo que las formas actuaban como hogar donde residía el genio. Se consiguió de esta manera plasmar los jeroglíficos, las palabras sagradas, en formas agradables e incluso graciosas. Desde elementos arquitectónicos hasta los objetos mas cotidianos. Invocando de este modo la protección o el consejo de tales genios o Ka en cada objeto y artefacto realizado por el hombre. Ante esta forma de pensamiento, cualquier objeto creado tenía vida propia. Dotarle de forma adecuada a su finalidad y hacerla bella era otorgar un sentido de transcendencia a lo cotidiano, en un esfuerzo por unir lo celeste con lo terrestre y recrear la armonía de Maat en el mundo. De este modo, el artífice obraba el prodigio de la creación con sus manos dialogando con su oficio y la materia empleada. actuando como mediador entre las fuerzas celestes y las terrenales. Un claro ejemplo de esta mística filosofía de vida, es el amuleto que reproducimos.

Símbolismo del Ankh

Aúna en un solo elemento, los que quizás, fueran  los símbolos mas utilizados desde tiempos remotos:

Ankh, popularmente la llave de la vida o cruz copta. Aparece en las manos de los dioses como emblema de vida eterna y como “llave” que abre los misterios de la naturaleza. También es símbolo del hombre divino y celeste, quien como microcosmos, es la llave y reflejo del misterio universal o macrocosmos.

Djed La columna de la estabilidad o el pilar de Osiris.

Conlleva la idea de fortaleza y capacidad de permanencia, la vértebra  dorsal que se insinúa, da la idea de eje central y axis mundi .Desde muy antiguo, se encuentra asociado con el signo Tiet lazo o nudo de Isis, su contraparte femenina, atributo de la diosa Isis, su consorte.
   
El báculo Uas, que otorga a su portador la facultad de avanzar en las tinieblas, durante el viaje nocturno al inframundo. A menudo aparece en manos del dios Anubis, el guía de las almas al mundo celeste. Coronando el pilar Djed, observamos al Dios Heh el dios de los millones de años o la eternidad, sujetando dos hojas de palmera, estableciéndose la siguiente lectura:

“Vida, Estabilidad y Poder por millones de años”.

Ésta réplica arqueológica, de símbolo egipcio, es una figura de arte egipcio idónea para hacer regalos exclusivos como figura de decoración.

Más reproducciones de arte egipcio   AQUÍ >>

Write a review

Símbolo de Ankh compuesto

Símbolo de Ankh compuesto

Ankh, llave dela vida eterna.

XXV Dinastía, 700 aC. Gebel Barkal, Templo de Amón.
British Museum (Museo Británico), Londres.

Tamaño pieza : 20 cm.

Write a review